Visita a nuestra paisana dominica en La Solana

19 Sep 2018

Siguiendo nuestro periplo de visitar a las monjas contemplativas de Sonseca, el día 18 de agosto, ocho sonsecanos nos dirigimos a La Solana para saludar a nuestra paisana Gregoria en el registro y partida de nacimiento y María de los Ángeles de hermana dominica.

Excelente carretera para conectar 220 km de distancia que unen las localidades de Sonseca y La Solana en un tiempo ideal.

Así queremos que el encuentro con la hermana consagrada a la vida religiosa nos sirva para conectar espiritualmente con el Señor, nos de firmeza en nuestras actitudes y perseverar en nuestro ideal de santidad.

El recibimiento fue exquisito, todas las religiosas nos acogieron; se creó un ambiente de calma y espiritualidad. ¡Qué serenidad percibimos al entrar al locutorio del convento!

Ellas cobijan, gozan de su vocación cristiana en la oración, meditación y trabajo y trasladan estas vivencias espirituales a todas las personas presentes tras las rejas.

Todas las actividades están focalizadas en el amor al Señor que sostiene su fe y entrega. La presencia de Jesús en sus vidas ennoblece su trabajo con entusiasmo, buscando la excelencia en él.

Su oración continua, día y noche viaja más allá del convento para enrolarse en las diferentes faenas y necesidades de todos los seres humanos.

Sus votos de pobreza adheridos al sacrificio continuo requieren de la oración y del auxilio de toda la comunidad.

Ellas se inquietan por conseguir los medios económicos para mantener su convento en las mejores condiciones. Todos deseamos, que su trabajo, derroche de alegría, no les falte nunca.
Trabajan como si dependiera de ellas y rezan como si todo dependiera de Dios para conseguir los pedidos de su actividad laboral.

Dios les dio a las monjas la vida para realizar un sueño, luchan por él con entusiasmo hasta conseguirlo. Ellas saben que cada día tiene su esfuerzo y su ajetreo.

Y recuerden Cristo nos anima para que seamos conscientes de la fuerza de la oración. Sean fieles al Señor y perseveren.

Texto: Fernando García de Blas
Fotos: Salva Peces

Paisana monja dominica en La Solana

LO MÁS VISTO

LIBROS

actividades

calendario

devocionario

Share This