San Luis rey de Francia, de Philippe de Villiers

28 Jul 2018

Biografía novelada del rey Luis IX de Francia (1214-1270) que heredó el trono a los doce años, debido a la prematura muerte de su padre. Hasta cumplir los veinte, su reinado transcurrió bajo la regencia de su madre, la reina Blanca, hija de Alfonso VIII de Castilla, y una vez alcanzada la mayoría de edad, centró su labor de gobierno en los esfuerzos por consolidar la corona frente a las luchas entre los señores feudales, expulsar a los ingleses del territorio francés y participar en las Cruzadas.

La obra, aunque escrita en forma narrativa, se caracteriza por atenerse en mucha mayor medida a la reconstrucción de hechos verídicos, documentalmente certificados, que a introducir episodios de carácter novelesco. La visión que el autor, político francés nacido en 1940, ofrece del monarca es ante todo la de un gobernante a quien le tocó vivir en el siglo más brillante de la Baja Edad Media. El esplendor del siglo de las catedrales góticas no impedía que Europa atravesara también momentos muy difíciles, debidos al avance del Islam desde Oriente Medio y a las amenazas de los tártaros desde Asia Central.

Problemas familiares, revueltas e insubordinaciones de los vasallos y enfrentamientos en el exterior, hicieron difícil un reinado donde el soberano tuvo múltiples ocasiones de manifestar su espíritu cristiano y las virtudes que conlleva. La actividad del protagonista se contempla tanto en su proyección militar como en el modo de entender la diplomacia y la política interior, siempre más dialogante y flexible que el practicado por su madre en los años de la regencia.

La exposición, amplia y minuciosa, resulta interesante no solo debido a la abundancia y precisión de los datos que aporta, sino también por la visión humana del rey que transmite, gracias al recurso de convertirle en narrador, en primera persona, de su vida. La ambientación es correcta desde el punto de vista histórico y el estilo utiliza un tono coloquial, deliberadamente anacrónico, pero explicable por el propósito divulgador que persigue. Aunque la figura del rey se hace más visible que el santo, el autor resalta aspectos ejemplares de la conducta de Luis, como su valor, su preocupación por los más pobres, su lealtad a la Iglesia y la constante dedicación al cumplimiento del deber.

Share This