Blanca como la nieve, roja como la sangre, de Alessandro D’Avenia

24 Jul 2018

El protagonista de esta novela es un chico de dieciséis años, normal y corriente, con los gustos típicos de los chicos hoy en día, como el i-pod, la música, los móviles, el fútbol y la poca atención prestada en las clases.

Pero hay algo que le caracteriza: para él las emociones tienen un color. Los colores de su vida están encarnados en personajes como sus dos grandes amigos, su nuevo profesor de Filosofía e Historia, quien le ayudará a despertar y a saber cómo seguir sus propios sueños, y la chica de la que está perdidamente enamorado.

Se trata de una novela muy recomendable para los jóvenes o para los adultos que quieran de alguna manera revivir los grandes sueños y luchas que surgen en la adolescencia. El autor ha sabido captar bien la mentalidad de los chicos de esa edad, las típicas dudas, obsesiones, rabietas, y la impotencia de no saber qué hacer en determinadas situaciones.

Trata el tema de la amistad, el amor, el misterio del dolor y la muerte, la familia y la existencia de Dios de forma muy positiva, con profundidad, con mucha fuerza y con esperanza. Es muy fácil de leer y está bien escrita.

Se estructura en capítulos cortos, que hacen que la lectura avance con fluidez. Aunque la novela tiene sobrados elementos positivos, la trama no es perfecta y utiliza algunos estereotipos y desenlaces algo previsibles.

Share This